La importancia del mantenimiento preventivo para transformadores.

La importancia del mantenimiento preventivo para transformadores.

Los factores que afectan son variados y es importante tenerlos en cuenta para darle un cuidado óptimo, prevención y mantener al equipo en forma y regla.

Como se sabe, un transformador es una máquina eléctrica que se encuentra constituida por varias partes (núcleo, devanados, pasatapas, válvulas, radiadores, etc.). Dentro de estos elementos constitutivos, el sistema de aislamiento (aceite y papel) es el componente más importante y es al que se   le debe cuidar en mayor grado.

 

Existen cuatro factores que afectan al sistema de aislamiento de un transformador en aceite: la humedad, el oxígeno, el calor y la contaminación externa.

 

Cuando el mantenimiento preventivo del transformador muestra que posee problemas de humedad, gases combustibles y/o productos de la oxidación, fugas de aceite, puntos de oxidación, entre otros, ciertos trabajos de mantenimiento correctivo deben ser realizados.

 

Dentro de las actividades existentes en el mantenimiento correctivo del transformador podemos encontrar:

 

 

  •   Deshidratación del transformador.

 

  •   Desgasificacion del transformador.

 

  •   Remoción de sedimentos (desenlodar el transformador)

 

La deshidratación de un transformador puede ser realizada en un taller de reparación o en el sitio donde se encuentra instalado; el transformador podrá estar energizado o desenergizado. Como medio de eliminación de humedad  se puede emplear calor, vacío o la combinación de ambos.

 

La deshidratación del aceite empleando vacío, en contraste con el uso de sólo calor para eliminar la humedad del transformador, tiene la ventaja de la desgasificación del aceite. Esta ventaja no se la adquiere con los demás métodos de deshidratación. Un alto grado de desgasificación del aceite brinda algunos beneficios, tales como: remoción del oxígeno y remoción de gases combustibles.

 

La mejor manera de remover el lodo de un transformador es mediante un filtrado de la parte activa y del interior del tanque empleando aceite dieléctrico caliente (60º y 80ºC). Para ejecutar este “lavado” del interior del transformador existen máquinas especiales que emplean calentadores, bombas de vació, cámara con tierra de Fuller, filtros, etc.

 

 

El mantenimiento preventivo del transformador es esencial para un alargamiento de su vida útil. Se puede concluir que, de acuerdo a los resultados obtenidos en las pruebas de diagnóstico realizadas a los transformadores en aceite, la mayoría de las fallas producidas en estos equipos pueden ser atribuidas al deterioro de su sistema de aislamiento.  Sin embargo, este “talón de Aquiles” puede ser fortalecido si se mantiene un programa completo de mantenimiento preventivo periódico orientado a combatir a los factores (humedad, oxígeno, calor y contaminación) que inciden en el deterioro del sistema de aislamiento del transformador.

 

Te recomendamos tener todos estos factores en cuenta para darle un mantenimiento preventivo a tu transformador. 

¡Encuentra este servicio en Arismex!

No Comments

Post A Comment